Altos oficiales del Ministerio de Defensa se dedicaban a traficar armas de fuego

La Procuraduría General solicitará medida de coerción contra un grupo de siete militares que, aprovechando sus puestos de trabajo en el Departamento de Material Bélico del Ministerio de Defensa, conformaron una red que ingresó al país de manera irregular 220 armas de fuego, en operaciones a las que daba apariencia de legalidad.

Tras meses de investigación conjunta el Departamento de Control de Armas y de Inteligencia del Ministerio de Interior y Policía, la Procuraduría Especializada en Tráfico de Armas y la Fiscalía de Santo Domingo, detectaron que desde 2012 “se estaban emitiendo muchos permisos nuevos para armas de fuego especialmente de marcas costosas como la Glock y Sig Sauer, cuyo costo en el mercado es de 300 mil pesos , a pesar de la veda existente para la importación de todo tipo de armas de fuego mediante Decreto número 309-06”, indicó la Procuraduría.

Luego de varios allanamientos, el Ministerio Público descubrió que siete militares eran los responsables de ingresar armas de manera ilícita al país.

Entre los imputados figuran el general de brigada Bienvenido Cordero Batista, Félix Francisco Pérez Artilez, Esteban Marrero Ruiz, Francisco Mercedes Medrano, Edwin Rafael Almonte Camacho y José Miguel Torres Rodríguez, quienes desempeñaban funciones administrativas en el material bélico, en la mayoría de los casos con más de veinte años en la institución.

Además, Pedro Manuel Guzmán Escarramán, propietario de una armería que vendía las armas traficadas.

Leer mas…

(Foto: 7 Dias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com