Otto toca tierra en costa sureste de Nicaragua y causa lluvias torrenciales

El huracán Otto de categoría 2, que tocó tierra hoy en la costa sureste de Nicaragua, arroja lluvias torrenciales y fuertes vientos en San Juan de Nicaragua o Greytown, fronterizo con Costa Rica, informaron las autoridades.

El ojo del huracán Otto, con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora, tocó este jueves tierra en ese municipio costero, confirmó a periodistas el director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca.

El experto aseguró que Otto ha alcanzado rachas superiores de 190 kilómetros por hora en territorio nicaragüense.

En San Juan de Nicaragua, un municipio de 2.600 habitantes ubicado en el extremo del Caribe sur, fronterizo con Costa Rica, se activaron cientos de albergues donde se encuentran refugiadas al menos 400 personas, se aseguraron las casas, la población compró víveres, y el ambiente era de tensa calma previo al impacto del huracán.

El funcionario del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Johnny Gutiérrez, dijo vía telefónica que en este momento en San Juan de Nicaragua, donde se encuentra, se registran vientos muy intensos, fuertes lluvias y un intento oleaje.

Aseguró que la población se encuentra refugiada en iglesias y escuelas que fueron habilitadas como albergues y permanecerán allí “hasta que el ciclón pase”.

El Gobierno de Nicaragua extendió hoy la alerta roja a toda la parte sur del territorio de ese país, con más de un millón de habitantes, previo al impacto del huracán Otto.

La alerta roja, que inicialmente abarcaba la Región Autónoma Caribe Sur (RACS) y Río San Juan de Nicaragua, fronterizo con Costa Rica, fue extendida a los departamentos (provincias) de Boaco, Chontales (centro), Rivas y Granada (Pacífico sur), donde habitan más de 1 millón de personas.

Asimismo el Sinapred ordenó a los miembros de las unidades de rescate “estar listos” ante posibles emergencias, lo que incluye realizar salvamentos, evaluar daños y necesidades, así como brindar albergue a la población.

El Sinapred también emitió una prohibición para transitar en las costas, incluyendo las del Gran Lago de Nicaragua, y recomendó a la población del sur del país no salir de sus viviendas.

De la misma manera, llamó a los habitantes de zonas inclinadas a huir si ve que los árboles se inclinan, ya que “eso significa que hay un deslizamiento (de tierra)”, dijo el codirector del Sinapred, Guillermo González.

La alerta roja se activa en Nicaragua cuando hay un desastre inminente y las autoridades deben actuar en función de rescates.

El Gobierno también mantuvo la alerta amarilla en todo el resto del país, lo que significa que la población y las autoridades deben estar listos para evacuar.

Las clases en todo el país están suspendidas, incluidas las universidades privadas.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el pasado 1 de junio y concluye el próximo 30 de noviembre, se han formado 15 tormentas tropicales, de las que siete se han convertido en huracanes: Alex, Earl, Gastón, Hermine, Matthew, Nicole y Otto.

Fuente: DL

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com