Esto es lo que en verdad pasa cuando te ‘duele’ el pelo

Seguro te has familiarizado con el dolor de deshacerse un moño después de un largo día. Pero, ¿te has preguntado por qué “duele” el pelo?

La doctora Angela Lamb, directora del Westside Mount Sinai Dermatology Faculty Practice y directora de dermatología en el Institute of Family Health, le contó al Huffington Post que se trata de los nervios conectados a cada pelo específico los que se afectan.

“Los folículos capilares son uno de los primeros receptores de esa sensación”, dice. “Tu pelo es un componente del sistema nervioso, así que cuando lo jalas eso pone presión en las terminaciones de los nervios que son la raíz del folículo. Cuando haces eso más de lo normal, se lastiman”.

De acuerdo a Jessica Wu, dermatóloga en Los Ángeles, es también porque tu pelo está acostumbrado a una posición. “Las terminaciones nerviosas se acostumbran a estar en esa dirección”, dice. “Cuando te sueltas el pelo, los nervios se estimulan otra vez, así que tu cuero cabelludo se pone más sensible”.

Pero antes de que te hagas una cola de caballo y pienses que este dolor es inofensivo, tienes que seguir leyendo. Jalar tu pelo repetidas veces y muy seguido “puede ponerte en riesgo de algo que se llama alopecia por tracción: pérdida de pelo por poner presión al mismo”, dice la doctora Angela Lamb. Además, el pelo tiene a debilitarse y adelgazarse, de acuerdo a Jessica Wu.

Además, poner tanta presión a tu pelo de forma constante también puede dañarlo. “El pelo está muerto, está hecho de queratina y si pones mucha presión en él, puedes romperlo”, dice Lamb. Para evitar esto, trata de hacerte diferentes tipos de peinados, ya sean trenzas un día y una cola de caballo el siguiente.

Cuando se trata de trenzas, recuerda que esta práctica puede poner cierta presión en el cuero cabelludo. Lamb advierte que “las trenzas son uno de los principales culpables de alopecia por tracción”, y que de esto ningún tipo de pelo se salva. ¿Su consejo para mujeres con trenzas? “Asegúrate de que están sueltas y no jalar o apretar demasiado el pelo”.

Para prevenir el dolor y, sobre todo, la pérdida potencial del pelo, sigue estos consejos: “No lo hagas todos los días”, dice Lamb. “Si lo haces en el día, asegúrate de soltarlo en la noche. Y no lo hagas todos los días, así es como aparecen los problemas”.

Fuente: Huffington Post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com