Las salas capitulares eligieron bufetes sin problemas, con acuerdos y regla de oro

Sin incidentes y en procesos donde prevalecieron los acuerdos, el consenso y la denominada “regla de oro”, los municipios conformaron ayer los bufetes directivos de los concejos de regidores y de vocales.

Las conformaciones se desarrollaron en normalidad, aún en los municipios donde se temía que se registraran algunos inconvenientes, como es el caso de Santo Domingo Este, Higüey, Salcedo, Hato Mayor, San Francisco de Macorís, Bonao y La Romana.

En Higüey, Julio Ávila, del PLD, con el apoyo del BIS y el PRM, asumió la presidencia del cabildo municipal. Ávila se postuló imponiéndose a la línea de su partido de respetar la “regla de oro”, al conseguir el respaldo de los opositores en una iniciativa para desplazar al grupo del senador Amable Aristy Castro, cuya hija, Karina Aristy, es alcaldesa.

En San Pedro de Macorís, Luis Gómez Benzo, del PRM, fue electo en base a un consenso entre todos los regidores para asumir la presidencia del concejo de regidores del cabildo, a pesar de que el alcalde es del PRD.

En Bonao, Néstor Matos, del PRM, logró conseguir el apoyo del PLD y PRD, teniendo en contra a los regidores de su propio partido y de los reformistas.

En La Romana, Orfelina Valdez, del PRM, alcanzó la presidencia del Concejo de Regidores en una alcaldía encabezada por el PLD. Se cumplió un acuerdo entre el PRM y el PRSC, a través del cual ambas organizaciones se alternarán la presidencia del Concejo durante los años restantes.

En Mao obtuvo la presidencia el peledeísta Ramón Bonilla, quien fue apoyado por dos de los regidores del PRM.

En San Francisco de Macorís, Miguel Díaz Alejo, del PRSC, fue electo presidente, con apoyo del PRD, PLD y PRM.

Leer mas…

Fuente: DL

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com