No hay rescate para deuda de Puerto Rico, dice funcionario

El director de presupuesto de la Casa Blanca afirmó que Puerto Rico no debe esperar un rescate federal de su deuda, incluso después de que el presidente Donald Trump habló de la necesidad de “borrar” esas cifras rojas como parte de la recuperación de la isla después del paso del huracán María.

Mick Mulvaney dijo a los periodistas que el gobierno de Trump planea enviar al Congreso un paquete de ayuda para desastres que incluirá fondos para el territorio estadounidense, pero acotó: “No vamos a ofrecer un rescate para Puerto Rico ni para sus actuales tenedores de bonos”.

Trump dijo el martes a Fox News que los funcionarios federales tendrían que analizar la estructura de la deuda de Puerto Rico, antes de agregar: “vamos a tener que borrar eso”.

Antes del huracán, el gobierno de Puerto Rico estaba negociando con los acreedores para reestructurar una parte de su deuda, de 73.000 millones de dólares.

Durante su recorrido por una pequeña porción de la devastación que provocó el huracán María, Trump felicitó el martes a Puerto Rico por escapar a un mayor número de fatalidades de “una verdadera catástrofe como Katrina” y elogió la asistencia prestada por su gobierno, sin mencionar las fuertes críticas a la respuesta federal.

“Realmente un milagro”, dijo de la recuperación, una evaluación que no coincide con la desesperación de muchos por encontrar agua y alimentos fuera de la capital, en amplias zonas de una isla donde solo el 5% de los consumidores cuentan con servicio eléctrico. El gobernador puertorriqueño dijo el martes por la noche que la cifra oficial de muertos aumentó a 34, de los 16 de los que se tenía noticia.

Trump prometió asistencia total para la isla y añadió, un tanto a la ligera: “Ahora, odio decírselos Puerto Rico, pero han alterado un poco nuestro presupuesto porque hemos gastado mucho dinero en Puerto Rico. Y está bien. Salvamos muchas vidas”.

Hasta el momento, la cifra oficial de muertos en la isla caribeña a causa del huracán María es de 34. Pero las autoridades locales advierten que cualquier evaluación de fatalidades y daños está lejos de estar completa dado que las personas sufren de efectos secundarios como sed, hambre y calor extremo ante la falta de aire acondicionado.

La visita ofreció nueva evidencia del sendero poco convencional que Trump ha tomado en respuesta al azote de los huracanes Harvey, Irma y María. Su efusivo elogio de los trabajos federales de recuperación ha ensombrecido sus despliegues de empatía hacia los afectados. Y en Puerto Rico, sus críticas hacia los habitantes por no hacer más para ayudarse han sido una nota discordante durante una época de crisis.

Trump dijo que su visita “no se trata de mí”, pero posteriormente elogió a las autoridades locales por hablar bien sobre la ayuda de su gobierno e invitó a una de las funcionarias a repetir las “cosas buenas” que ella había dicho previamente. Trump también se refirió al gobernador Ricardo Rosselló por “darnos el mayor de los elogios”.

Fuente: MSN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com