Apresan empresario Santana Zorrilla por caso Yuniol; conocen hoy la coerción a implicados

El caso del asesinato de Yuniol Ramírez Ferreras continuó este miércoles con el arresto del empresario Eddy Rafael Santana Zorrilla, vinculado por la Procuraduría General de la República a la muerte del abogado y catedrático universitario y a los actos de corrupción denunciados en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), lo que detonó el crimen.

Santana Zorrilla fue apresado en horas de la noche, informó la Procuraduría, y recordó que además del empresario se encuentran detenidos el exdirector de la OMSA, Manuel Antonio Rivas, el director financiero de esa institución, Faustino Rosario Díaz, José Antonio Mercado Blanco (El Grande).

El Ministerio Público ha solicitado la imposición de un año de prisión preventiva como medida de coerción en contra de los acusados de asesinar a Ramírez, cuyo cadáver fue hallado con un disparo en la cabeza y atado a dos blocks en un arroyo de Manoguayabo, municipio Santo Domingo Oeste.

 Solicitarán declinatoria del caso al DN

La procuradora fiscal de la provincia Santo Domingo podría ser recusada este jueves por su vínculo de amistad con uno de los imputados de raptar y asesinar al abogado Ramírez Ferreras.

De igual forma, varios de los abogados de la víctima han planteado solicitar la declinación del proceso “por sospecha” de los actores del Ministerio Público, con el objetivo de que sea trasladado a la Fiscalía del Distrito Nacional, en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

El artículo 90 del Código Procesal Penal, sobre Inhibición y Recusación, establece que “los funcionarios del Ministerio Público pueden inhibirse y pueden ser recusados cuando existan motivos graves que afecten la objetividad en su desempeño. La recusación es planteada ante el superior inmediato y resuelta sin mayores trámites.

Tras la divulgación en las redes sociales de una foto de la procuradora Olga Diná Llaverías junto al exdirector de la OMSA, ésta se vio obligada a esclarecer el origen de la misma.

Los familiares de Ramírez Ferreras protestaron de forma pública, tras ser celebrada la rueda de prensa de la Policía Nacional y el Ministerio Público, por la forma en que Olga Diná se refirió al hoy occiso.

La declinatoria del caso se solicita debido a que según la hipótesis de los familiares el crimen fue cometido en el Distrito Nacional.

En ese sentido, afirman que de acuerdo a las declaraciones en el interrogatorio de Mercado Blanco (El Grande), que señaló: “Cuando íbamos cerca de la bomba de gasolina que está antes de llegar a la OMSA del kilómetro 9, Argenis le hizo un disparo en la cabeza”, es decir que jurisdiccionalmente fue asesinado en el Distrito Nacional.

Fuente: El Nuevo Diario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com