La victoria demócrata en Nueva York, Nueva Jersey y Virginia da un golpe a Trump

Los demócratas tienen motivos para estar motivados. La victoria de los liberales este martes en las elecciones a la alcaldía de Nueva York y en la carrera a gobernador en los estados clave de Nueva Jersey y Virginia sirvió para dar un primer golpe al presidente Donald Trump, justo cuando se cumple un año de su sorprendente victoria. Ahora está por ver que se convierta en el precusor de un movimiento más grande de cara a las elecciones a medio mandato en 2018.

Este primer paso por las urnas desde la elección de Trump sirve de indicador para medir el panorama político general en Estados Unidos. La pobre popularidad de Chris Christie, el primer alto cargo en apoyar al magnate, se lo puso fácil a Phil Murphy, un antiguo banquero de Goldman Sachs y embajador en Alemania durante la Administración de Barack Obama. La vicegobernadora Kim Guadagno trató como pudo distanciarse de su jefe, sin éxito.

Trump perdió Nueva Jersey en las presidenciales con un margen de 14 puntos. En Virginia la distancia fue entonces más corta, inferior a los seis puntos. Ahí la batalla para sustituir al demócrata Terry McAuliffe la libraron su lugar teniente, Ralph Northam, y el republicano Ed Gillepie, antiguo presidente del Comité Nacional Republicano. El resultado fue de nuevo bastante ajustado.

El gobernador acusó a McAuliffe de llevar una campaña de odio y racista. Trump elevó el enfrentamiento con un mensaje apoyando a Gillespie en el que día que esperaba una victoria republicana para preservar el legado de Virginia, en referencia al condición Confederado. La reacción del presidente al resultado, de gira por Asia, es reveladora del nerviosismo.

Ed Gillespie worked hard but did not embrace me or what I stand for. Don’t forget, Republicans won 4 out of 4 House seats, and with the economy doing record numbers, we will continue to win, even bigger than before!

Más que un referéndum sobre Trump, las elecciones a gobernados ayudarán a entender las posibilidades que tienen los demócratas para dar trastocar dentro de un año el poder de los republicanos en el Capitolio. Las encuestas realizadas a pie de urna muestran que para la mitad de los electores que votaron este martes, Trump fue un factor en su decisión por uno u otro candidato.

Fuente: MSN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com