El Barça arraza con el Madrid

El FC Barcelona dio un golpe de mano a la Liga en el Clásico, del que sale con 14 puntos de ventaja sobre el Real Madrid (que tiene un partido menos) y nueve respecto al segundo, el Atlético. De menos a más, el equipo de Ernesto Valverde asestó a su gran rival un golpe que se antoja definitivo en la lucha para el campeonato. La apuesta táctica de Zinedine Zidane no cuajó en un partido que deja a varios futbolistas señalados, con Benzema a la cabeza.

El Barça sorprendió de entrada con su actitud expectante, cediendo el balón al Madrid. Un planteamiento que se explica por la diferencia de puntos con la que afrontó el partido, pero no con su estilo de las últimas décadas. El partido comenzó a jugarse con más presión que talento. Desaparecido Suárez y con Messi apareciendo a fogonazos, Busquets no daba fluidez al equipo, quizá porque Zidane alineó de salida a Kovacic en el lugar habitual de Isco. El croata anduvo más pendiente del mediocentro que de Messi, como se podía esperar.

A los diez minutos, Marcelo y Kroos trenzaron una gran jugada que Cristiano Ronaldo, solo frente a Ter Stegen, remató con un zurdazo al aire. Brillaba Modric en la construcción por encima de todos y si alguien mandaba en el partido era el Madrid. El Barça tardó media hora en asustar al Bernabéu, pero vaya si lo hizo. Y la jugada, cómo no, la inició Messi. Paulinho llegó a su pase en carrera con Sergio Ramos y soltó un derechazo que Keylor Navas mandó a córner de un paradón. Acto seguido se lució en la otra portería Ter Stegen, que desvió con el pie un remate cruzado de Ronaldo.

Paulinho, sin incidencia en el juego, protagonizó también la segunda ocasión del Barça, con un cabezazo que sacó Navas. De nuevo, había iniciado la jugada Messi. Más cerca estuvo Benzema, también con un cabezazo, que estrelló en el poste poco antes del descanso.

El Barça salió mucho mejor en la segunda parte. Más reconocible, tomó el mando del partido y se adelantó con una subida de Rakitic tras una gran maniobra de Busquets. Con Kovacic más pendiente esta vez de Messi, el croata se aventuró en campo madridista acompañado por Sergi Roberto. A un toque, el lateral sirvió para Luis Suárez, que no falló ante Navas.

El gol terminó de sacar del partido al Madrid. Especialmente nervioso se vio a Sergio Ramos, que golpeó en la cara a Luis Suárez y vio amarilla, cuando bien pudo haber sido expulsado. En pleno desconcierto blanco, Suárez estrelló un remate en el poste y la pelea por el rechace acabó en penalti por mano de Carvajal. El lateral acabó expulsado y Messi puso el 0-2 con casi media hora por delante.

Zidane recompuso el equipo y dio entrada a Nacho por Benzema, a Bale por Kovacic y a Asensio por Casemiro. El Madrid se fue arriba a precio de conceder ocasiones claras a la contra. Bale tuvo el 1-2 y Semedo, el 0-3. En el arreón, el Madrid tuvo más llegadas que el resto del partido, aunque se topó con Ter Stegen. Pero fue Aleix Vidal quien en el descuento, apareció para rematar una gran jugada de Messi.

Fuente: Sportyou

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com