Los episodios más extraños y escalofriantes que suceden en los parques de Disney

No todo lo que sucede en Disney es mágico. El sitio Grunge recopiló algunas de las situaciones más extrañas y escalofriantes que han ocurrido en sus famosos parques.

Obviamente, no está permitido llevar bebés y niños pequeños a todas las atracciones de Disney. Aun así, eso no impidió que un padre intentara vivir la experiencia de la montaña rusa Space Mountain con su hijo escondido en una bolsa. Cuando le pidieron que mostrara su contenido se negó, así que llamaron al personal de seguridad y encontraron entre sus pertenencias a un bebé de seis meses.

La regla más importante en Disney para sus empleados, disfrazados de sus populares personajes, es que nunca pueden quitarse la cabeza en público, y son amenazados de ser despedidos inmediatamente. Tan en serio se lo toman que, una vez, Dumbo tuvo que vomitar en su cabeza porque quitársela enfrente de los niños implicaría perder su trabajo.

En 1985, uno de los monorrieles —que transportan de un lado a otro del parque a los visitantes— se incendió a causa de una llanta desinflada. Más de 200 personas escaparon de las llamas a nueve metros de altura hasta que llegaron los bomberos para rescatarlos. No hubo víctima fatales, pero varios de los pasajeros resultaron heridos.

Un hecho trágico sucedió en 2016 en el Animal Kingdom Park: una serpiente mordió a un pequeño, aunque el reptil no era venenoso y el menor se encontraba bien, pero, desafortunadamente, su abuela falleció de un paro cardíaco debido al susto.

Una abuela y su nieto se dieron cuenta de que había algo en el piso de su auto en una montaña rusa: una pistola cargada. La policía encontró al dueño del arma, quien dijo desconocer que no se pudiera llevar armas cargadas a un parque temático para niños.

También hay problemas en los juegos de mansiones embrujadas, ya que muchas personas consideran original dejar las cenizas de sus seres queridos en ese lugar.

En Magic Kingdom un niño cayó por accidente en una laguna. El héroe y protagonista de la historia fue el actor que interpretaba a Tarzán, quien
sacó al menor en brazos sano y salvo.

Un hombre de 60 intentó sobrepasarse con Minnie Mouse. La mujer, con su disfraz, no pudo hacer demasiado, ya que estaba trabajando y tenía que ser amable. Por suerte, la policía actuó: fue arrestado y condenado a 50 horas de servicio comunitario.

Una mujer no subió a Splash Mountain con mucha alegría. Su rostro mostraba desgano e iba con los brazos cruzados. La cámara captó ese momento y se volvió viral en divertidos memes.

En 2007, una familia visitó Disney y decidió que tomarse una foto con Tigger era un gran idea; pero el hijo mayor comenzó un intercambio de empujones con el personaje. Al hombre detrás del disfraz no le gustó y todo se descontroló.

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com