Barrio dominicano en Nueva York entre los más ruidosos de la ciudad

Washington Heitghs (Alto Manhattan), el de mayor población de dominicanos en Nueva York, fue clasificado como uno de los más ruidosos de la ciudad en un informe rendido esta semana por la oficina del contralor estatal Thomas DiNapoli.

El barrio,  que incluye los vecindarios de Marble Hill, Hamilton Heitghs y otros, contó con  la mayor tasa de quejas por escándalos callejeros, pleitos, música alta, borrachos en las calles, revoltosos y otras conductas.

Alrededor de 832 quejas por cada mil adultos, fueron reportadas al número de emergencia 311 de la ciudad, dice el reporte.

Las quejas se produjeron entre 2010 y 2015 y se hicieron dentro del distrito de la junta comunitaria 12, con jurisdicción en esos territorios, durante los cinco años.

La parte central de Harlem  también tuvo una tasa de 82 quejas por cada 1,000 adultos por año, empatando con el Alto Manhattan, donde también existe una numerosa población de dominicanos, mexicanos, boricuas y afroamericanos.

“El ruido en la ciudad de Nueva York es una gran preocupación por la calidad de vida y la salud pública”, dijo DiNapoli en un comunicado.

“Este informe reúne datos que podrían ser utilizados por agencias estatales y municipales para enfocar los esfuerzos de control de ruido de manera más efectiva. La ciudad tiene un código de ruido modelo y debe ser elogiado por tomar medidas para aplicar mejor las leyes locales, pero hay más agencias municipales que pueden hacer mucho para controlar las interrupciones de ruido”, dijo el funcionario.

El informe de DiNapoli enumeró la vida nocturna y la construcción como dos de las causas más comunes de quejas por ruidos. Hubo 10,589 quejas de ruidos en la vida nocturna realizadas dentro de los límites de la Junta Comunitaria 12 entre 2010 y 2015, lo que la convierte en el quinto total más alto en toda la ciudad detrás de puntos de acceso como el Lower East Side y Williamsburg en Brooklyn.

El Consejo Comunitario 12 tuvo solo 187 renovaciones de licencia a través de la Autoridad Estatal de Licores en 2015, con el menor número en los ocho vecindarios más importantes en quejas de ruido nocturno.

El número de quejas por ruido por año para toda la ciudad aumentó de 200,000 a 384,000 entre 2010 y 2015, según la contraloría del estado.

La media de la tasa de quejas para todos los vecindarios de la ciudad durante este tiempo fue de 38 quejas por cada 1,000 adultos por año, según el estudio.

Las dos agencias responsables de hacer cumplir el código de ruido de la ciudad, el Departamento de Protección Ambiental de la ciudad (DEP) y la policía, investigaron alrededor de 1,6 millones de quejas hechas al 311 entre 2010 y 2015, dice el reporte.

El DEP, que maneja principalmente quejas sobre construcción y otros ruidos ambientales, emitió menos de 6,000 violaciones por 230,000 quejas. La policía, que maneja principalmente quejas sobre la vida nocturna y el ruido de las personas, realizó 791 arrestos y emitió 5,482 citaciones por 1.3 millones de quejas.

“Los datos presentados en el informe del contralor DiNapoli confirman que el ruido es un problema grave en la ciudad de Nueva York”, dijo Arline L. Bronzaft, presidente del Comité de Ruido de GrowNYC, en un comunicado.

“Las investigaciones muestran que el ruido no solo es una molestia, sino que, lo que es más importante, tiene efectos adversos sobre nuestra salud mental y física”, añadió el activista.

Fuente: El Nuevo Diario

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com