Un contrainforme demócrata sobre el FBI y el Rusiagate irrita a Trump

Hace una semana que el presidente estadounidense, en su discurso del estado de la Unión, pidió unidad y apostó por trabajar con los demócratas en materias como infraestructuras o inmigración.

Demostrado: cuando Donald Trump hace una oferta de este tipo, se avecina un seísmo que amplía la falla política que divide a esta sociedad. Ayer calificó de “antiamericanos” a los demócratas que no le aplaudieron ese día.

Así, de sus tuits se extrae un estado de la Unión en el que se rearma la confrontación a costa de los servicios de seguridad y de los soñadores, jóvenes sin papeles que entraron en este país siendo niños.

En el léxico de Trump se observa una lucha entre los buenos y los malos. “El legislador Devin Nunes, un hombre de tremendo coraje y firmeza, será algún día reconocido como un gran héroe americano por lo que ha expuesto y lo que ha tenido que soportar”.

Nunes, que figuró en el equipo de transición, es el inspirador del memo en el que se coge la parte por el todo de la investigación que el Congreso realiza de la supuesta ayuda rusa a la campaña de Trump. En el informe se deduce que el FBI y el Departamento de Justicia, incluidos cargos nombrados por este Gobierno, abusaron de su poder para montar el Rusiagate.

El presidente avaló la publicación del documento el pasado viernes y el sábado lanzó un mensaje en que el afirmó sentirse “reivindicado” porque, según su visión, se certificaba que no han logrado nada tras un año de investigación.

Los demócratas tenían previsto ayer poner a votación su informe de réplica. No estaba claro si la mayoría daría el visto bueno, como hizo con el de Nunes. Un portavoz de la Casa Blanca tampoco aseguró que en esta ocasión el presidente acepte firmar la orden necesaria para la desclasificación.

“El pequeño Adam Schiff, que va como loco por un cargo más alto, es uno de los grandes mentirosos y filtradores de Washington”, sostuvo. Schiff es el congresista demócrata que lidera a la minoría en el citado comité del Capitolio.

Después de ponerlo en lista con otros exresponsables de la inteligencia (James Comey, John Brennan o James Clapper) y su colega en el Senado Mark Warner, Trump insistió que Adam “cierra las declaraciones en el comité para filtrar información confidencial. Esto se ha de parar”.

Schiff contestó: “En lugar de tuitear falsas calumnias, los ciudadanos apreciarían que apagara la tele y ayudara a resolver la crisis de financiación, protegiera a los soñadores o cualquier otra cosa”.

La conspiración no la tienen clara todos los republicanos. Varios defienden al fiscal especial, Robert Mueller.

 

Fuente: MSN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com