Messi otra vez involucrado en los Panama Papers

Mega Star Enterprises Inc, la sociedad de Lionel Messi y su padre Jorge Messi develada en los Panama Papers, recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) emitido por la unidad antilavado de Panamá a principios del año pasado. Los Messi habían asegurado en abril del 2016 que estaba “totalmente inactiva”. Sin embargo, según surge de una nueva filtración de documentos del estudio Mossack Fonseca compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), la sociedad siguió vigente. La firma no había sido incluida en la denuncia de la Justicia española que derivó en una condena por evasión contra el jugador. Su abogado negó cualquier irregularidad y aseguró que su situación frente al fisco español fue completamente regularizada.

Los Messi comenzaron los trámites para adquirir Mega Star Enterprises en junio del 2013, justo un día después que recibieran la denuncia de la Fiscalía de Barcelona. Tres años después, el jugador y su padre fueron condenados por haber utilizado un entramado de firmas pantalla en Belice, Uruguay, Reino Unido y Suiza para evadir el pago de impuestos por la explotación de sus derechos de imagen. Messi recibió una pena de 22 meses de prisión en suspenso y 2,1 millones de euros de multa por defraudar al fisco entre 2007 y 2009. Esa sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo en mayo de 2017, aunque a su padre se le rebajó la pena de prisión a 15 meses y la multa a 1,4 millones de euros.

La compra de Mega Star Enterprises por los Messi se concretó a fines de 2013, aunque el apellido de la estrella del Barcelona no figuraba en la escritura. Los que aparecían eran los directivos provistos por Mossack Fonseca, que funcionan como una suerte de testaferros en los documentos del Registro societario de Panamá.

Pero la firma en tinta azul del astro del fútbol y su padre sí aparecían nítidamente en una carta dirigida a Mossack Fonseca como nuevos titulares de la sociedad, con fecha 23 de julio de 2013, haciéndose responsables del accionar de la empresa. Este documento fue revelado en Panama Papers el 3 de abril del 2016, y puso al descubierto una sociedad de los Messi que hasta ese momento no se conocía.

Dos años después, el 4 de diciembre de 2015, ante la exigencia de la nueva legislación panameña, las acciones pasaron a ser nominativas -en lugar de al portador- y el padre del jugador reconoció ser el titular del 100% de Mega Star, según consta en un documento con su firma.

Cuando la investigación de Panama Papers expuso esta nueva compañía de los Messi – no incluida en el entramado societario descubierto por la Justicia española-, la familia emitió un comunicado con fecha 4 de abril de 2016 en el que informaba que estaba “totalmente inactiva” y que era parte “de la antigua estructura societaria diseñada por los anteriores asesores fiscales de la familia Messi”.

Sin embargo una nueva filtración de archivos del estudio Mossack Fonseca revela lo contrario. “Uruguay (por su filial en Montevideo) me indica que el cliente sí está utilizando la sociedad. Acordamos que le estaría enviando los documentos / información que necesitamos para el EDD”, puede leerse en un correo interno de ese estudio panameño del 25 de mayo de 2016. La sigla “EDD” corresponde al procedimiento conocido como “diligencia debida mejorada”, por el cual los despachos de abogados o entidades bancarias buscan detectar posibles actividades sospechosas o ilícitas de beneficiarios o accionistas que preservan el secreto societario.

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com