Aerolíneas se rebelan contra política de separación familiar de la Administración Trump

Durante años, el gobierno federal ha contratado a aerolíneas para el traslado de refugiados a sus nuevos destinos y de inmigrantes deportados, pero anoche American Airlines, United, Frontier y Southwest se rebelaron contra la Administración Trump porque no quieren ser “cómplices” en la separación de familias.

El presidente Donald Trump cedió a las presiones de la sociedad civil y la comunidad internacional y firmó una orden ejecutiva que frenó de inmediato la separación de familias pero que continúa la práctica de detenerlas juntas.

El gobierno federal otorga contratos a aerolíneas privadas para sus operaciones policiales y migratorias pero no les da detalles ni explicaciones sobre el objetivo de los vuelos fletados o las personas trasladadas.

Aerolíneas no aceptan complicidad

Ante la ola de protestas en todo el país contra la política migratoria de la Administración Trump, algunas aerolíneas, que tienen cada vez más un mayor porcentaje del pujante mercado hispano en EEUU, comenzaron a reaccionar sobre el terreno, algunas incluso antes de la nueva orden.

American Airlines, United, Frontier y Southwest dejaron en claro que no quieren ser cómplices de las operaciones para trasladar a niños que han sido separados de sus padres. Spirit no tiene contratos, y Delta se ha negado comentar sobre el asunto.

En una extensa declaración escrita, por ejemplo, American Airlines dijo no tener conocimiento de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) haya usado a la empresa para el traslado de niños no acompañados pero, en todo caso, la separación familiar “no está alineada con los valores de American Airllines –nosotros juntamos a las familias, no las separamos”.

“Por lo tanto, hemos solicitado al gobierno federal que desista de inmediato de usar American para el propósito de transportar a niños que han sido separados de sus familias… no tenemos ningún deseo de estar vinculados con la separación de familias o, peor aún, de lucrarnos de ello. Esperamos que el gobierno cumpla con nuestra solicitud y se lo agradecemos”, puntualizó la nota.

Por su parte, el principal ejecutivo de United, Oscar Muñoz, dijo que aunque no tiene pruebas de que su aerolínea se haya usado para el traslado de estos niños, tampoco quiere ser parte de una política que supone un “profundo conflicto” con los valores de la empresa.

Fuente: MSN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com