Los niños atrapados en una cueva de Tailandia podrían estar “meses” dentro de la gruta

Los 12 escolares y el monitor encontrados con vida tras más de 9 días en una cueva del norte de Tailandia podrían permanecer en la gruta durante “meses” antes de poder ser sacados al exterior, apuntan hoy fuentes oficiales.

“Vamos a enviar comida para al menos cuatro meses y enseñaremos a los 13 a bucear, mientras continuamos drenando el agua” que inunda las galerías de acceso a la cavidad donde permanece atrapado el grupo, indicó en un comunicado el capitán Anand Surawan, de las Fuerzas Armadas tailandesas, recogen medios locales.

El gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, confirmó anoche que encontraron con vida a los desaparecidos –doce niños de entre 11 y 16 años y un adulto de 26– tras unas operaciones de rescate que se iniciaron el pasado día 23 y en las que han participado unas 1.300 personas. Ninguna de las víctimas sufre problemas críticos de salud, tras ser examinados por un grupo de médicos. Narongsak declaró a Efe que desconoce “cuantos días” tomarán los trabajos de rescate.

Una avanzadilla de dos buzos logró llegar anoche a la cavidad donde se resguardaban los menores y el adulto. “¡Gracias!”, “¿Qué día es hoy?” o “¡Tenemos hambre!”, son algunas de las frases que intercambiaron con los equipos de salvamento, antes de sacar fotografías para confirmar al exterior el hallazgo de los desaparecidos.

El grupo ha sido encontrado tras varios días de intensa búsqueda en la cueva de diez kilómetros de largo que está parcialmente inundada con ayuda del Ejército tailandés y expertos de Estados Unidos, Japón, China y Australia, entre otros.

Desde que se diera la voz de alarma, unos 1.300 efectivos han participado en las tareas de búsqueda y rescate en la gruta del parque natural Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en la norteña provincia de Chiang Rai.

El principal impedimento son los numerosos estrechos pasadizos inundados a lo largo de la cueva, la cuarta más larga de Tailandia con unos 10 kilómetros de longitud y frecuentes cambios de nivel.

Los equipos han utilizando unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes más anegadas, unas tareas que se han visto dificultadas por el temporal de lluvia que azota la región y problemas mecánicos.

Según la versión oficial, los desaparecidos se internaron el 23 de junio en las galerías tras un entrenamiento cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad e impidió su salida.

 

Fuente: La Vanguardia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

There was an error fetching the feed.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com