Audrey Yang contrató a un hombre pensando que iba a cuidar a su gato, mientras ella disfrutaba 19 días en las cálidas playas de Australia. En su vivienda, había colocado cámaras de seguridad que podía monitorear online. La sorpresa que se llevó fue mayúscula cuando vio que Ahmet Ozturk, el contratado, había llevado a una señorita para tener sexo.

Leer mas…

Fuente: Infobae

39 total views, 1 views today


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here