El crimen que conmociona a Uruguay

0
28

El brutal crimen de Inti Nahuel Lois, un nene de ocho años, conmociona a todo Uruguay. Según los primeros resultados de la autopsia, lo habrían asesinado a golpes en la cabeza con una piedra o una pala, además de presentar signos de abuso sexual. Por el caso, la policía detuvo a un adolescente y sospechan que el asesinato ocurrió durante un ritual.

El viernes, alrededor de las 10 de la mañana, Nahuel salió de su casa en Neptunia Norte, un balneario del departamento de Canelones, para ir al almacén y nunca volvió a su casa. Luego de cinco horas sin aparecer, su familia denunció la desaparición y los vecinos declararon ante el fiscal del caso que vieron a una persona hablando con el chico en la puerta del negocio.

El acusado es un adolescente de 16 años (Crédito: El País).
“Vamos a recoger piñas”, le habría ofrecido al pequeño que vestía la camiseta de fútbol del club español Barcelona.

Mientras la policía dio alerta de la desaparición y comenzó la búsqueda, el adolescente acusado se presentó en la casa de la víctima y dijo que tenía la bicicleta de Nahuel porque se la había comprado.

“Vos sabés algo, dame datos de mi hijo”, le dijo entonces el padre del chico, pero el sospechoso se fue sin decir nada. Sin embargo, lo detuvieron varios patrulleros más tarde mientras circulaba por la calle y fue recién entonces cuando se quebró y dijo dónde estaba el cuerpo.

Nahuel fue hallado sin vida en un monte ubicado dentro de un extambo en Pinamar Norte, según confirmaron anoche a El País la fiscal de Atlántida, Darviña Viera y el jefe de Relaciones Públicas de la Jefatura de Canelones, comisario Hugo Saracho. Del operativo de búsqueda participaron unos 60 policías de diversas reparticiones, con apoyo del plantel de perros y guardia montada.

Los padres de la víctima y los del acusado se cruzaron en la puerta del juzgado horas después del macabro descubrimiento. “¿Vos sos la madre de la rata que mató a mi hijo? Lo acabo de enterrar”, les gritó el padre de Nahuel, según publicaron los medios locales. Varios allegados a la familia fueron los que impidieron que el cruce se fuera de las manos.

En relación al adolescente detenido, su madre contó que estuvo bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico: “Tomó medicación durante años pero nunca le dieron un diagnóstico”. 

Fuente: Clarin


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here