Connect with us

Política

El presupuesto de la Junta será de RD$6,997 millones

Published

on


La Junta Central Electoral (JCE) recibirá un presupuesto de RD$6,997 millones para el 2019, año preelectoral y de primarias, más una partida RD$1,506 millones para los partidos políticos.

Conforme al proyecto de presupuesto general del Estado, el organismo de elecciones tendrá una distribución institucional de RD$5,611 millones en gasto corriente y RD$1,386 en gasto de capital.

De las partidas del presupuesto RD$1,896 millones serían para las actividades centrales; RD$2,100 millones, para actividades electorales; RD$809.3 millones para el Registro y Administración del Estado Civil; y RD$684.8 millones, para la Administración de Juntas Electorales y otras operaciones financieras.

En el 2016, al organismo de elecciones le fue asignado un presupuesto con una partida administrativa de RD$4,660,981,880 y una partida adicional de RD$3,100,000,033 para uso exclusivo de las elecciones, un total de RD$7,760,9 millones. En el 2015 fueron consignados RD$3,955.9 millones y en el 2014 unos RD$4,155.9 millones.

El Gobierno, según anunció recientemente el Ministerio de Hacienda, contempla entregar una partida adicional a la Junta Central Electoral (JCE), para el pago de la deuda contraída por el organismo en la compra de los equipos utilizados en los pasados comicios.

En el 2017, la nueva JCE informó que tenía una deuda de RD$2,400 millones, de ellos RD$641 millones a Indra Sistema, compañía que suplió los equipos para el registro de concurrentes y el escrutinio de los votos, RD$68 millones a la empresa que imprimió la cédula de identidad, RD$91 millones a los periódicos, RD$531 millones al Plan de Retiro y RD$204 millones al Impuesto Sobre la Renta.

Los fondos de los partidos

En el 2019 los partidos recibirán RD$1,506 millones. Mientras en el 2016 fueron RD$527,82 millones. Los fondos se destinan por Ley 275 del 21 de diciembre de 1997, que establece la entrega de (0.25%) para año no electoral y un cero (0.5%) para año electoral, de los ingresos correspondientes a la fuente general (100) para los partidos políticos.

Fuente: DL

3,347 total views, 73 views today


Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política

El sindicalista Juan Hubieres lanza su precandidatura presidencial por el Frente Amplio

Published

on

By


Juan Hubieres, presidente de la Federación de Transporte la Nueva Opción (Fenatrano) lanzó hoy  su precandidatura presidencial por el Frente Amplio, para las elecciones del 2020.

“Vamos de frente como siempre denunciando las mafias que han dirigido este país…Venimos con un propósito firme sabiendo a todos los que tenemos en contra”, dijo.

Durante el acto, el sindicalista criticó que la República Dominicana aparezca en los primeros lugares con altos niveles de corrupción.”Estamos en el rango del 1 al 5 en los niveles de corrupción. En el numero 2 de américa latina con lo que tiene que ver con la corrupción ampliada de miembros del estado dominicano”.

Juan Hubieres

Hubieres, quien fundado del Movimiento Rebelde fue candidato a senador por ese partido en las elecciones generales del año 2016, en una alianza que sustentó el también partido opositor Revolucionario Moderno (PRM).

En los últimos días el sindicalista ha estado en la palestra pública debido a los paros realizados por los precios de los combustibles.

 

Fuente: HOY

417 total views, 69 views today


Continue Reading

Política

Habilitar a Danilo, ¿la fórmula de unidad en el PLD?

Published

on

By


En el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) toma cuerpo la idea de que una salida de unidad sería una reforma constitucional que le permita al presidente Danilo Medina mantener vigencia más allá del 2020, así como otras concesiones como la presidencia de la organización y colocar a sus cuadros en los cargos congresuales y municipales en las próximas elecciones.

En la actual coyuntura la organización tendría que abocarse a un acuerdo político interno por tres razones fundamentales, la retención del poder más, la preservación de la organización y con ella la estabilidad del sistema de partidos del país y protegerse de la amenaza contra sus dirigentes que significaría la salida del poder por un triunfo de la oposición.

Solo una fórmula que no anule los liderazgos de Leonel Fernández y Danilo Medina logra conjugar esos tres elementos claves para el partido de gobierno. El problema es que ambos quieren ocupar la silla presidencial el 16 de agosto del 2020, pero el asiento es para una sola persona. Como está el escenario político partidista al día de hoy, el boleto lo tiene el PLD, la disyuntiva radica en que la elección del premiado no implique perder lo que hasta ahora luce que tiene ganado.

Se sabe que en la guerra por la Presidencia de la República para el período 2020-2024, en el PLD lo peor está por venir en los seis meses que restan desde ahora hasta marzo del 2019, fecha que marcó en el calendario el presidente Medina para definir si opto o no de nuevo por repostularse.

Conscientes de que una crisis sin salida entre Fernández y Medina se los llevaría de encuentro, el poderoso grupo del PLD conocido como OTAN analiza posibles salidas que garanticen la unidad peledeísta y la continuidad en el poder. Es por ello que a través de uno de sus jefes, José Ramón (Monchy) Fadul, el grupo lanzó la propuesta de habilitar al presidente Medina al considerar que es el único dominicano que quedaría jubilado para volver a la Presidencia de la República luego de la reforma de junio del 2015.

En esa misma tesitura se pronunció el miembro del Comité Político, Ramón Ventura Camejo, quien dijo que con Medina se cometió “una injusticia constitucional” en la reforma que lo habilitó en el 2015. Camejo fue el miembro de la cúpula morada que formalizó la solicitud de reforma a la Constitución en el 2015 mediante una comunicación al Comité Política.

Un viejo aliado del PLD, José Francisco Peña Guaba, que ha recibido piropos del presidente Medina que lo calificó como una de los mejores estrategas políticos del país, sostuvo recientemente que un acuerdo posible en el PLD sería una reforma constitucional que habilite al gobernante para que en el futuro sea de nuevo candidato.

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, aliado del presidente Medina, dijo que en este momento ese tema no está en debate en su partido, pero recordó que en el 2010 firmó un acuerdo con Fernández que habilitó tanto al presidente del PLD, como al expresidente Hipólito Mejía para volver a la presidencia y que gracias a esa reforma, ambos hoy aspiran a la candidatura de sus respectivos partidos.

La realidad objetiva es que aunque el nivel de popularidad del presidente Medina ha mermado producto del desgaste natural de seis años seguidos de gobierno, sigue en la primera fila entre las figuras políticas mejor valoradas del país, según todas las encuestas, pero tiene un impedimento constitucional que no le permite presentarse de nuevo como candidato y al mismo tiempo significa una jubilación política, si el artículo 124 de la Constitución permanece invariable.

En el otro lado está Fernández que no tiene impedimento constitucional y en intención de votos sale en empate técnico con Medina dentro y fuera de su partido, según la última encuesta Gallup publicada el lunes primero de este mes.

Hasta ahora, las condiciones para una nueva reforma constitucional son desfavorables para Medina, pues un proyecto con ese objetivo tiene el rechazo de entre el 62% y 70% de la población según las encuestas Gallup y Asisa.

En el Congreso no cuenta con los 148 votos que necesitaría para reformar el artículo 124 y eliminar la disposición transitoria vigésima que le impiden repostularse.

Adicionalmente, los sectores de la sociedad civil, las iglesias y el empresariado, han externado su rechazo a una nueva modificación de la Constitución con esos fines. Además, si el PLD se embarca en un nuevo proyecto de reforma de la Constitución, la división parece inevitable en esta ocasión.

¿Cómo y cuándo habilitar a Medina? Ese es el problema

Para el expresidente Leonel Fernández hacer un acuerdo de reforma constitucional para habilitar a Medina antes de las elecciones sería un error, que al parecer el experimentado político está claro que no debe cometer.

Pero si Medina sale del gobierno jubilado, quedaría a merced de Fernández, en caso de que gane la Presidencia, para volver a tener vigencia política y eso sumado a las posibles amenazas de venganza por quienes ostenten el poder a partir del 2020, no parece un escenario favorable para el presidente Medina.

Para el gobernante y sus aliados del gobierno y el Comité Político es difícil construir un discurso creíble para embarcarse en un nuevo proyecto de reforma constitucional para variar lo mismo que impulsaron en el 2015, hace apenas tres años.

Para eso necesitan de aliado a Fernández, que cuenta con 40 votos firmes en el Congreso, pero además ha abrazado la causa del respeto a la Constitución y desde el 2015 tiene una propuesta de reforma de los artículos 270, 271 y 272 de la Carta Magna a los fines de fortalecerla y hacer más calificados los porcentajes requeridos para futuras reformas. Además busca que quede claramente establecida la necesidad de referendo cuando el cambio verse sobre la reelección.

Fernández propone además que para modificar la Constitución la ley que declara la necesidad de la reforma debe ser aprobada por las tres cuarta parte de los legisladores de ambas cámaras con el objetivo de que el cambio a la Constitución sea más difícil y en caso de hacerse obligue al consenso entre las fuerzas políticas representadas en el Congreso Nacional.

¿Cuál sería la fórmula?

Lo que se debate en las altas instancias del PLD no es volver a la fórmula que estableció el artículo 124 de la Constitución en la reforma del 2010 que prohibía la reelección presidencial consecutiva. Entre las posibilidades que se barajan figura el modelo brasileño que consiste en dos periodos seguidos, prohíbe el tercer periodo seguido, pero con la posibilidad del retorno.

El artículo 124 ahora reza así: “El Poder Ejecutivo se ejerce por el o la Presidente de la República, quien será elegido cada cuatro años por voto. El Presidente de la República podrá optar por un segundo periodo constitucional consecutivo, no pudiendo postularse jamás al mismo cargo, ni a la vicepresidencia de la República”.

Desde el 2010 al 2015, ese artículo decía lo siguiente: “El Poder Ejecutivo se ejerce por el o la Presidente de la República, quien será elegido cada cuatro años por voto directo y no podrá ser electo para el período constitucional siguiente”. Está por verse como versará a partir de una nueva reforma constitucional.

El sector de Fernández ha bajado la hostilidad

Desde que Fernández oficializó sus aspiraciones el pasado 26 de agosto con un discurso de elogios para el gobierno del presidente Medina, ese sector del PLD ha bajado el nivel de hostilidad que mantuvo durante el debate por las primarias partidarias en la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas. Fernández también elogió la participación de Medina en la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas que se desarrolló en Nueva York, Estados Unido. Igualmente, en temas como el equilibrio en las cámaras legislativas no pulseó por la Presidencia del Senado, que se supone le correspondería a un seguidor de Fernández en esta coyuntura. Ese grupo del PLD también ha bajado el nivel de críticas en las redes sociales y ante la convocatoria del Comité Central, votó a favor aunque siguen firmes con su discurso de defender el derecho de los militantes y las primarias cerradas en lugar de abiertas.

¿Qué daño tan grande le ha hecho Danilo a la sociedad para que exista un artículo solo contra una persona?”

 

Fuente: El Caribe

2,174 total views, 76 views today


Continue Reading

Política

No se vislumbra tercera fuerza que acapare electorado del 2020

Published

on

By


Hasta el momento son muy pocas las posibilidades de que surja una fuerza alternativa que acapare la atención del electorado y se proyecte como una verdadera opción para las elecciones del 2020.

La situación se registra a pesar de que han surgido varios aspirantes a la nominación presidencial y de que el escenario presenta a un partido oficialista marcado por las diferencias internas y a una oposición sin liderazgo unificado.

A un año y ocho meses de los comicios presidenciales, los nuevos aspirantes a la nominación presidencial cuentan con el agravante de que sus partidos aún no han sido reconocidos y que la Ley 33-18 sobre Partidos fija sus plazos. En su artículo 16, la nueva legislación establece que las solicitudes de reconocimiento de los partidos, agrupaciones y movimientos políticos serán sometidas a la Junta Central Electoral (JCE), a más tardar doce meses antes de la fecha de la celebración de la próxima elección ordinaria, que en este caso tendría lugar el 16 de febrero del 2019.

Los nuevos partidos contarían con la dificultad de que la JCE dispone de hasta cuatro meses antes de las elecciones para decidir su aprobación o rechazo.

En el ínterin ofertan sus propuestas: Milton Morrison, con la iniciativa País Posible; el cineasta Alfonso Rodríguez y su proyecto político Revolución Democrática y el empresario y pariente del Cardenal Nicolás López Rodríguez, Porfirio López Nieto, con su Partido Nacionalista Dominicano (PND), cuyas agrupaciones carecen de reconocimiento.

A ellos se suma, el nieto del dictador Rafael Leonidas Trujillo, Ramfis Domínguez Trujillo, candidato presidencial por el Partido Demócrata Institucional (PDI), organización que, si bien cuenta con su reconocimiento, su postulante tiene una tasa de rechazo de un 51% de la población, conforme a la última encuesta Gallup.

Como figura nueva, aunque con otro partido del sistema también está Luis Miguel De Camps, candidato por el Partido Revolucionario Socialdemócrata.

¿Una tercera fuerza?

“En el plano de las candidaturas para la presidencia, hasta el momento y de cara a las elecciones del 2020, no se vislumbra el surgimiento de ninguna figura ni fuerza política alternativa a las colectividades”, asegura el politólogo César Pérez. Sostiene que, pese al deterioro del sistema de partidos, muchas organizaciones conservan la posibilidad de lograr que la gente participe y se exprese en las elecciones. Precisa que sólo una abrupta ruptura del sistema político podría provocar la posibilidad o necesidad del surgimiento de una fuerza política y/o una figura alternativa.

Para el estratega Carlos Nazario, la insatisfacción con el sistema de partidos es menor que la capacidad de estos de aglutinar y de agenciarse espacios de poder y rentas. “El juego democrático incluye consensos en distintos niveles y escenarios. En República Dominicana no parece haberse roto como para ver sorpresas en otra dirección”, destacó.

Nazario aduce que sí está claro que los partidos y ofertas tendrán que estar más de cerca con la gente y sus preocupaciones. “Porque se ha marcado tendencia de las simpatías en esa dirección”, indica.

Fuente: DL

3,130 total views, 15 views today


Continue Reading

Clima

Santo Domingo

El tiempo por Tutiempo.net

Santiago