Connect with us

Internacionales

El ‘Trumpismo’ está ganando… y es aterrador

Published

on


Para muchos, la confirmación de Brett Kavanaugh en la Corte Suprema de Justicia no solo es una victoria para el presidente Donald Trump, sino para el ‘Trumpismo’ en general. Y ese es el hecho que desconcierta a gran parte de Estados Unidos.

La presidencia de Trump está marcada no solo por su ideología política, sino por su personalidad. Como le dijo a Fareed Zakiria de CNN el exsecretario de Estado Colin Powell, un republicano: la frase “Nosotros, el pueblo”, ha sido reemplazada por “Yo, el presidente”. Esta manera Trumpesca de operar los valores le gana a la decencia y el poder a la unidad. También es una fuerza que ha probado ser tan efectiva como infecciosa, y su maldad es aterradora.

La calidad infecciosa del Trumpismo se demostró en la respuesta de Kavanaugh, indignada y autoconsciente, ante las graves denuncias de conducta sexual inapropiada en su juventud. Él hizo campaña contra los liberales y anunció que fue víctima de “un golpe político calculado y orquestrado”.

Image result for Kavanaugh

Kavanaugh incluso molestó a la senadora demócrata Amy Klobuchar (por lo que se disculpó después) y argumentó que sus problemas equivalían a una “desgracia nacional”.

La exhibición de Kavanaugh, indigna de cualquier persona que busca un asiento en la Corte Suprema, era totalmente trumpiana en su emoción y distorsiones intelectuales. A él se le unió, casi inmediatamente, el senador Lindsey Graham, cuyas quejas gruñonas salieron justo del libro de jugadas de Trump. “¿Buscas un proceso justo”, preguntó en un ataque de resentimiento. “Viniste al lugar equivocado en el momento equivocado, mi amigo”, siguió.

Nadie personifica el triunfo del Trumpismo más plenamente que Graham. Anteriormente, un líder de la facción más racional del Partido Republicano, Graham dijo una vez: “¿Sabes cómo vuelves a hacer grande a Estados Unidos? Dile a Donald Trump que se vaya al infierno”. Pero desde la muerte de su amigo y mentor, John McCain, Graham ha adoptado el estilo de Trump en su retórica y enfoque de la política.

En la audiencia de Kavanaugh, Graham dirigió el coro de la compasión y le dijo al lloroso nominado: “Esto no es una entrevista de trabajo… esto es un infierno”. Más tarde diría que el pobre Kavanaugh se había convertido en una “zo***, pu**, borracha” por aquellos que informaron que había sido un bebedor depredador y fuera de control.

(Crédito: Pablo Martinez Monsivais)

La pelea por Kavanaugh fue, en gran parte, un conflicto sobre si las serias acusaciones hechas por Christine Blasey Ford, quien lo acusó de agresión sexual y física, serían tomadas en serio. Por un momento, mientras el senador republicano Jeff Flake abogaba por una pausa de una semana para una investigación del FBI, parecía que la razón reemplazaría a la emoción.

Pero Flake pronto cayó, y también lo hicieron la senadora Susan Collins (de Maine) y Joe Manchin (de Virginia Occidental). Temerosos de exigir un proceso exhaustivo, también votaron para poner a Kavanaugh en la cancha. La angustia expresada por las mujeres en la galería del Senado, que gritaron “¡vergüenza!” cuando se emitieron los votos para Kavanaugh, fue el sonido de la angustia sobre cómo los líderes, alguna vez razonables, han capitulado ante un presidente que emite miles de mentiras, divide alegremente a la ciudadanía y se burla de las queridas instituciones.

Los votos de los senadores que menoscabaron la Corte Suprema al agregar a Kavanaugh afirmaron que el Trumpismo no será rechazado fácilmente.

Por supuesto, no se puede negar que Trump jugó un papel en la confirmación de Kavanaugh. La defensa de Trump para su candidato judicial incluía su mezcla habitual de retórica extraña e ideas desquiciadas. Se quejó de que los demócratas estaban dispuestos a “destruir” a Kavanaugh y que sus oponentes eran “personas realmente malvadas”.

Incluso ofreció una absurda teoría de la conspiración sobre el multimillonario George Soros, un ogro para los republicanos, en la que se afirma que financió a los manifestantes que llegaron a Washington para oponerse a sus candidatos. (El senador republicano Chuck Grassley demostró la calidad infecciosa del trumpismo haciendo eco de las tonterías sobre Soros cuando dijo: “Tiendo a creerlo”).

Al igual que la queja de Kavanaugh sobre el supuesto esfuerzo organizado en su contra, la teoría de Soros era falsa. Pero nadie fue castigado por generar esta histeria. En cambio, Grassley, Trump y Kavanaugh fueron recompensados. Y con sus victorias, la posibilidad de un retorno a la buena voluntad que una vez marcó la vida cívica se reduce aún más.

El trumpismo está ganando y es por eso que tantos estadounidenses están aterrorizados.

 

Fuente: CNNE

670 total views, 10 views today


Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Internacionales

Tiroteo durante acto en Haití encabezado por el presidente

Published

on

By


Un tiroteo se produjo al final de una ceremonia que conmemoraba el 212 aniversario del asesinato del héroe de la Independencia de ese país, el general Jean-Jacques Dessalines, en Puerto Príncipe, y que estuvo encabezada por el presidente Jovenel Moise.

Al menos tres personas resultaron heridas cuando se disparó en la citada ceremonia, según la agencia AP.

El vecino país es escenario de protestas desde hace varias semanas en demanda de que se esclarezca y se someta a la justicia a los responsables del desvío de más de 2,000 millones de dólares de los fondos de Petrocaribe.


De acuerdo con una investigación del Senado, 14 exfuncionarios estuvieron vinculados al desvío de fondos de Petrocaribe durante el gobierno del expresidente Michel Martelly (2011-2016) y ninguno ha sido procesado judicialmente.

Petrocaribe se creó en 2005 para vender hidrocarburos a menor costo a sus miembros y ayudar a financiar sus proyectos de infraestructura petrolera. Petrocaribe está integrado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Venezuela, Honduras y Guatemala.

Fuente: DL

1,586 total views, 835 views today


Continue Reading

Internacionales

Harvard admitió que 31 estudios promocionados como grandes avances en la medicina eran una farsa

Published

on

By


Los primeros estudios se presentaron en 2001 como una potencial revolución en la medicina. El cardiólogo Piero Anversa, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard y médico del Hospital Brigham and Women’s, en Boston, alcanzó fama mundial con su “hallazgo”.

Según sus investigaciones, era posible curar diversas afecciones cardíacas extrayendo células madre de la médula ósea e inyectándolas en el corazón. “Como por arte de magia”, afirmaba Anversa, se transformaban en células cardíacas y reparaban el tejido dañado.

La expectativa con el supuesto descubrimiento fue tan grande que se crearon decenas de compañías para desarrollar tratamientos con células madre. Él mismo recibió un financiamiento millonario para continuar con sus avances.

Harvard quedó envuelta en un escándalo sin muchos antecedentes (AFP)

Harvard quedó envuelta en un escándalo sin muchos antecedentes (AFP)

Sin embargo, las sospechas comenzaron a crecer cuando todos los científicos que intentaban reproducir sus técnicas fracasaban. Ninguno podía hallar indicios de que las células inyectadas se mimetizaran y repararan el daño.

La respuesta de Anversa era que no sabían cómo hacerlo. Luego, en un giro, aseguró que el propio corazón producía células madre, que se podían extraer, multiplicar y luego reintroducir, con mejores resultados que con la médula ósea.

No obstante, ocurrió nuevamente lo mismo: ningún otro profesional podía reproducir sus resultados. Ahora se sabe por qué. Según reporta The New York TimesHarvard retiró los 31 trabajos publicados por el cardiólogo en estos años, tras descubrir que se basaban en datos falsificados.

El médico recibió millones de dólares de financiamiento

El médico recibió millones de dólares de financiamiento

La trampa empezó a develarse en 2014. La revista Circulation tuvo que retirar un trabajo publicado por Anversa luego de que sus coautores le escribieran una nota asegurando que los datos que figuraban allí no eran los que habían producido ellos en la elaboración del estudio.

Al año siguiente, Anversa se tuvo que ir de la universidad y de Brigham and Women’s. En abril de 2017, el hospital aceptó pagarle 10 millones de dólares al gobierno federal para evitar ir a juicio por la difusión de investigaciones —lideradas por el cardiólogo— que habían incluido datos falsos para conseguir financiamiento.

“Un par de trabajos sería alarmante, pero 31 estudios puestos en cuestión es algo casi inaudito”, dijo Benoit Bruneau, director asociado de investigación cardiovascular en los Institutos Gladstone, consultado por The New York Times. “Es la totalidad del cuerpo de trabajo de un laboratorio y, por ende, casi todo un campo de investigación que se pone en duda”.

Fuente: Infobae

1,775 total views, 832 views today


Continue Reading

Internacionales

Trump recauda más de 100 mdd para su reelección en 2020

Published

on

By


El presidente de EU, Donald Trump, ha recaudado más de 100 millones de dólares para su campaña de reelección en 2020, una suma sin precedentes para un jefe de Estado estadounidense en este punto de su mandato, cuando aún quedan más de dos años para las elecciones generales.

Según informan hoy medios estadounidenses, la campaña para la reelección de Trump y sus comités afiliados han reunido al menos 106 millones de dólares en el último año y medio, a juzgar por los datos sobre el tercer trimestre presentados anoche por el equipo del mandatario para los comicios ante la Comisión Federal Electoral (FEC).

Entre julio y septiembre, Trump recaudó 18 millones de dólares, uno de los avances más notables desde que comenzó a recopilar en enero de 2017 fondos para su reelección.

Más de la mitad del dinero recaudado por la campaña y sus comités afiliados en ese trimestre procedía de donantes individuales que aportaron menos de 200 dólares, algo que puede interpretarse como una señal del entusiasmo de la base de votantes de Trump, que abarrotan los mítines que ofrece regularmente el presidente.

Mientras que su predecesor, Barack Obama, no comenzó a recaudar fondos para su reelección hasta el tercer año de su mandato, Trump tramitó los documentos necesarios para presentarse por segunda vez el mismo día que llegó al poder y se ha implicado en la financiación de esa campaña desde mediados de 2017.

Eso le ha proporcionado una ventaja considerable respecto a sus potenciales rivales demócratas en 2020, entre ellos el ex vicepresidente Joe Biden y la senadora Elizabeth Warren, que están empezando ahora a recaudar sus primeros fondos y a viajar por el país.

En febrero pasado, el mandatario nombró un jefe de su campaña de reelección, Brad Parscale, que le ha ayudado a diseñar una potente maquinaria de cara a 2020.

Al contrario que sus predecesores, Trump ha mantenido desde que llegó al poder mítines prácticamente iguales en formato y discurso a los que tuvo durante la campaña electoral de 2016, y en los últimos meses lo ha hecho con más frecuencia, con el fin de impulsar a candidatos republicanos en las elecciones legislativas de noviembre.

Fuente: MSN

1,749 total views, 839 views today


Continue Reading

Clima

Santo Domingo

El tiempo por Tutiempo.net

Santiago