Turismo: arrastre del PIB, empleos y monedas fuertes

0
134

El turismo es la actividad económica del país que más encadenamiento productivo genera. Según una investigación de dos economistas del Banco Central, el turismo aporta el 7.6% del PIB, contribuye con el 7% de la población ocupada, demanda el 36% de la producción agropecuaria del país.

También es responsable de la generación del 33.9% de las divisas que ingresan al país y capta más del 20% de la inversión extranjera directa que ingresa a la economía.

Las economistas Brenda Villanueva y Elina Rosario en un análisis titulado “El turismo dominicano en la coyuntura económica actual”, que aparece en la sección Página Abierta de la web del Banco Central, refieren los aportes del turismo a la economía dominicana en términos de ingresos de divisas, inversión extranjera directa, generación de empleos y valor agregado, y su importancia en el contexto doméstico y regional, como lo revelan las cifras oficiales.

Villanueva, directora del Departamento Internacional, y Rosario, directora del Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas, parten su análisis de la situación que afecta la imagen turística del país, por situaciones aisladas que han involucrado a visitantes norteamericanos en hoteles dominicanos en los últimos meses.

“Resulta propicio resaltar mediante información verificable el desempeño de la actividad turística en República Dominicana en los últimos años, como forma de contrarrestar lo propagado por medios de prensa externos con una dimensión alejada de la realidad, y así contribuir a resguardar la imagen del país, además de generar un impacto positivo sobre la percepción de los visitantes”, argumentan.

Efecto de la campana

Villanueva y Rosario destacan que “la realidad sobre el efecto en los planes de viaje de turistas estadounidenses hacia nuestro país, a raíz de esta campaña de noticias en los medios queda evidenciada en un estudio realizado por ForwardKeys, compañía dedicada a analizar las informaciones de 17 millones de transacciones de reservas aéreas diarias realizadas a través de agencias de viajes internacionales, completando el volumen del mercado de vuelos mediante modelos cuantitativos”. Enfatizan en ese sentido que, según el estudio durante los primeros 19 días del mes de junio se verificó una disminución de las reservaciones para viajar en julio y agosto de este año” y que “no obstante, contrario a esto, un artículo publicado recientemente por esta misma unidad de inteligencia de negocios de viajes, resalta que los efectos en el turismo dominicano serían de corta duración y la situación ha comenzado a disiparse, ya que la tendencia negativa observada en las reservaciones de vuelos de estadounidenses hacia República Dominicana para viajar en los meses mencionados empezó a revertirse a partir del 26 de junio”.

“El sector turístico dominicano ha mantenido un dinamismo en la llegada de visitantes extranjeros, fruto de los resultados de las distintas estrategias llevadas a cabo tanto por el sector público como privado en aras de potencializar las ventajas del país como destino, acumulando más de 40 millones de visitantes en los últimos siete años”, exponen.

Citan que particularmente, al cierre del año 2018 se recibieron 6.6 millones de pasajeros, ubicando al país como líder en recepción de visitantes no residentes en el Caribe Insular y el tercero si se incluye Centroamérica y Sudamérica, únicamente superado por dos economías de mayor tamaño como Argentina y Brasil.

Asimismo, resaltan que en términos de ingresos por este concepto, “República Dominicana ocupa la posición cimera en esta misma región de referencia, con más de US$45,000 millones de ingresos en divisas por turismo en los últimos siete años, recibiendo solo en 2018 un monto ascendente a US$7,560.7 millones, es decir 8.8% del PIB. Igualmente, la capacidad total de habitaciones hoteleras supera los demás países de la región del Caribe y de Centroamérica, con más de 80 mil unidades de alojamiento disponibles en el año 2018 y una tasa de ocupación hotelera por encima de 85%”.

Las dos economistas bancentralianas destacan que recientemente el Consejo de Fomento Turístico (CONFOTUR) aprobó nuevos proyectos hoteleros con una inversión total de US$467.5 millones en su mayoría de capital extranjero, que generarán una ampliación de la capacidad de habitaciones, así como nuevos empleos en el sector.

El efecto multiplicador en la producción local

En cuanto a la importancia de sector turístico en el aparato productivo nacional, Villanueva y Rosario precisan que la actividad Hoteles, Bares y Restaurantes representó en términos de valor agregado un 7.6% del PIB en el año 2018, “constituyéndose como uno de los sectores más dinámicos de la economía dominicana con un crecimiento promedio de 7% en los últimos cuatro años”. Destacan que adicionalmente, la importancia de este sector como generador de empleos a la economía, aportando en promedio más de 330 mil puestos de trabajo directos e indirectos, es decir aproximadamente un 7% de la población ocupada del país.

Asimismo, la industria turística se destaca por tener un alto nivel de encadenamiento productivo con las demás actividades de la economía, esto quiere decir que genera un efecto multiplicador en la producción nacional. En este sentido, la actividad Hoteles, Bares y Restaurantes demanda de manera intermedia un 36% de su producción en bienes agropecuarios y manufacturados, así como servicios de energía y agua, transporte, servicios financieros, entre otros, para ofrecer el producto de alojamiento y suministro de alimentos y bebidas. Explican que de ese monto, aproximadamente RD$43,000 millones corresponden a bienes alimenticios, como destacara recientemente el Ministro de Agricultura.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here