Adoptó a una nena con síndrome de Down rechazada por 20 familias y juntos revolucionan Instagram

0
30

Luca Trapanese es oriundo de de Nápoles, Italia. Cobró popularidad en 2017 luego de tener un enorme gesto de amor: adoptó a una niña con Síndrome de Down que había sido abandonada por su madre y rechazada por 20 familias que la tuvieron en sus hogares desde que nació. Junto a la pequeña Alba, revolucionan Instagram con las publicaciones que muestran su día a día.  “Ella me enseñó que la discapacidad no es una derrota sino una oportunidad de ver la vida de una manera diferente”; contó el hombre aPERFIL.

Trapanese, de 42 años, es homosexual y siempre tuvo el deseo mientras de adoptar un bebé y formar su propia su familia. Cuando se separó, luego de 11 años, su anhelo no cambió. En 2016 Italia aprobó una ley que permitía la unión civil de parejas homosexuales pero esta norma no contemplaba la posibilidad de que las parejas gay adopten. Sin embargo, eso cambió en 2017 y en esa ocasión Luca aprovechó la oportunidad. “Me dijeron que solo me darían niños con enfermedades, discapacidades severas o problemas de comportamiento, un niño que hubiera sido rechazado por todas las familias tradicionales”, contó en ese entonces. Y así fue como Alba llegó a su vida y desde el primer segundo que estuvieron juntos, no se separaron más.

El vínculo de Trapanese con niños con capacidades diferentes viene de larga data. En 2007 creó su propia asociación sin fines de lucro ( llamada A Ruota Libera Onlus) la cual está destinada a que los más pequeños puedan socializar y desarrollar sus talentos. Cuando una década después adoptó a Alba, decidió compartir en un un libro titulado Nata per te (Nacida para mi) su experiencia como padre.

Luca adoptó a Alba en 2017. Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil Luca adoptó a Alba en 2017. Foto: Instagram Luca Trapanese

En diálogo conPERFIL habló sobre la historia de amor y familia que lo une con la pequeña Alba, con quien también comparte popularidad en Instagram, red en la que superan los 200 mil seguidores.

En su cuenta de Instagram, Luca muestra el día a día con Alba. Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil En su cuenta de Instagram, Luca muestra el día a día con Alba. Foto: Instagram Luca Trapanese

—¿Cómo llegó Alba a tu vida? ¿Qué sentiste cuando la viste por primera vez?

—Yo venía de terminar una relación de 11 años con mi excopañero Eduardo, sentía un fuerte deseo de paternidad y estaba seguro de que podría convertirme en padre de un niño discapacitado. Muchos de ellos se quedan en los hospitales después de su nacimiento y no pueden encontrar una familia. Hice una solicitud de custodia en Italia, pero no funcionó. Luego, se hizo otra solicitud y me evaluaron para saber si estaba apto para recibir a un niño en mi hogar. Después de 6 meses me contactaron para Alba, quien nació en el hospital y fue abandonada por su madre que no podía cuidarla. Cuando cumplió los 10 meses pude hacer uso de una ley especial y adoptarla. La primera vez que la tuve en mis brazos me sentí un padre y me sentí feliz, supe que ella se convertiría en mi hija. También pensé en el cambio porque cuando te conviertes en padre tienes prioridades y tu hijo tiene prioridad sobre todo. Alba para mí fue eso: un nuevo comienzo lleno de emociones, un verdadero comienzo con los miedos, las alegrías y las preguntas que creo que cada padre enfrenta cuando piensa que hay responsabilidad por su propio hijo. Ella se convirtió en la nueva luz con la que comencé a mirar el mundo.

Cuando la tuve en mis brazos por primera vez me sentí un padre y me sentí feliz

—¿Qué te enseñó Alba desde que viven juntos?

—Es una niña muy alegre, entusiasta de la vida pero también muy decidida. Los días con ella vuelan y siempre son hermosos. Es agradable ver cómo crece y cambia todos los días. Ella me enseñó que la vida puede ser hermosa incluso si no es perfecta y me enseñó que la discapacidad no es una derrota sino una oportunidad de ver la vida de una manera diferente. Como padre me cambió la vida, me hizo comprender que incluso yo podría hacerlo solo y que juntos somos una familia.

Luca reconoce que Alba le cambió la vida. Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil Luca reconoce que Alba le cambió la vida. Foto: Instagram Luca Trapanese

—¿Qué es lo más importante que te gustaría inculcar en Alba como padre?

—Me gustaría que creciera libremente, es decir, que pudiera expresarse de la mejor manera sin sentirse discapacitada, pero diferente, diferente como cada uno de nosotros. Como padre trataré de hacer que sea autónoma y segura de sí misma y de sus habilidades para que algún día pueda ser una mujer serena y fuerte sin sentirse nunca discapacitada. El síndrome de Down puede ser experimentado como un recurso. ¡Alba es perfecta para mí tal como es!

Como padre trataré de hacer que sea autónoma y segura de sí misma y de sus habilidades para que algún día pueda ser una mujer serena y fuerte sin sentirse nunca discapacitada

—Junto a Alba comenzaste a mostrar  en Instagram cómo viven su día a día ¿esperabas tantas repercusiones sobre eso?

—Nuestra vida es muy simple y tradicional. Tenemos una hermosa familia que nos rodea con afecto y nos apoya. Nunca imaginé que mi elección sería interesante para tanta gente. Me contactan de todo el mundo y de todos los lugares donde hablaron de nosotros. Esto no cambió nuestra vida pero ciertamente me ayudó a contar mi historia y dejar en claro que hay muchas familias, diferentes, pero que igualmente son familias. Las repercusiones han sido muchas, todas positivas. Muchos han cambiado la forma en que vemos el síndrome de Down. También algunos se sorprendieron para bien por el hecho de que un hombre homosexual y soltero puede cuidar a una niña pequeña como una madre o una familia tradicional si está motivado por la fuerte motivación para convertirse en padre. Fue una gran oportunidad para hablar sobre discapacidades con una visión completamente diferente, considerando la diversidad como una riqueza.

Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil Foto: Instagram Luca Trapanese

—¿Qué mensaje le darías a todos los que discriminan a los niños con síndrome de Down?

— ¡El síndrome de Down no es una enfermedad! Ciertamente es una condición limitante pero eso no le impide tener una vida feliz y pacífica. Alba y yo estamos felices y tenemos excelentes perspectivas de tener una vida llena de oportunidades. Desafortunadamente hoy vivimos en una sociedad que nos educa a la perfección, para ser el primero, para obtener los mejores resultados incluso a expensas de las personas cercanas a nosotros. En esta perspectiva, cuando un niño discapacitado nace, se experimenta como una derrota o una desgracia. Para mí ella fue un regalo y no podría imaginar mi vida ahora mismo sin su compañía. Solo hay que tener el coraje y la certeza para entender que además del síndrome de Down existe la persona. Alba no es una niña con síndrome de Down, es una persona con sus deseos y ganas de vivir. Debemos esforzarnos por que este concepto llegue a todos, luchar por la integración, la inserción laboral, la vida autónoma y el reconocimiento del deseo de afectividad y sexualidad. Podemos tener estos resultados sólo cuando la sociedad vea a las personas discapacitadas no como una derrota o un error de la naturaleza, sino como una oportunidad única para vivir la vida bajo otros ojos.

Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil Foto: Instagram Luca Trapanese

—¿Planeas adoptar a otro niño en el futuro para que Alba tenga un hermano pequeño?

—Me encantaría pero estoy realmente solo y debo entender bien cuáles son las necesidades de Alba para acompañarlos de manera apropiada. Si bien no descarto pensar en otro niño en el futuro, ¡ahora disfruto de mi paternidad con Alba, que vale por tres!

Foto: Instagram Luca Trapanese© Proporcionado por Perfil Foto: Instagram Luca Trapanese


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here